Sí porque, a parte del morbo o la curiosidad, motivos que me llevaron a hacerme con el libro, el trabajo de Robertson no vale demasiado. Sorry, your blog cannot share posts by email. La guerra del libro de Robertson comenzaba en el mes de diciembre, mes en que comenzó la Segunda Guerra Mundial para los Estados Unidos con un ataque sorpresa de los japoneses a Pearl Harbour. En todo caso, creo que la cuota de dramatismo que el autor imprime al libro es en general acorde con el asunto, sobre todo Directorio web Buscador Web Buscador astrolabio.

Nombre: el naufragio del titan o futilidad
Formato: Archivo ZIP
Sistemas de operación: Windows, Mac, Android, iOS
Licencia: Uso Personal Solamente
Tamaño: 36.44 MBytes

Notify me of new comments via ddel. To find out more, including how to control cookies, see here: Read in English or another language! April 18, at 7: Farsalia, conociéndote, seguro que te ventilaste la mitad del libro en un escaso ratillo en la tienda…. Aunque el libro no sea de los imprescindibles, lo bueno aquí, es la reseña de Horus Chan; muy clara, sin aderezos, sin engaños.

La vida entre páginas: Futilidad. El hundimiento del Titán – Morgan Robertson.

You are commenting using your Facebook account. La mayoría de sus obras sólo se encuentran en microfilm, pero tras el estreno de la película Titanic su libro fue publicado nuevamente, posiblemente buscando acrecentar las ventas a raíz de tamaña coincidencia. Lo cual no le quita la curiosidad por la anticipación del evento.

Estoy completamente de acuerdo contigo, Horus. Create sl free website or blog at WordPress. Muy buena reseña, jeje me hiciste reir en algunas partes, me encantó tu forma de escribir y el razonamiento lógico.

  CHEATS PARA POKEMON ESMERALDA GPSP DESCARGAR

el naufragio del titan o futilidad

Pero de un modo no demasiado atractivo, la verdad. La guerra del libro de Robertson comenzaba en el mes de diciembre, mes en que comenzó la Segunda Guerra Mundial para los Estados Unidos con un ataque sorpresa de los japoneses a Pearl Harbour.

Futility, or the Wreck of the Titan

La película no ganó de gratis once oscares, y Celine Dione hace una interpretación muy bella, independientemente de que se haya utilizado para el final de la película. Aunque el libro no sea de los imprescindibles, lo bueno aquí, es la reseña de Horus Chan; muy clara, sin aderezos, sin engaños.

De hecho, los buques de la naviera tenían todos nombres parecidos: Yo lo leí este verano, por la curiosidad. La mayoría de coincidencias premonitorias se desvanecen, pues. Un choque contra rocas, o contra otro buque, o un ataque militar enemigo, todo ello son causas justificables mediante un error humano, pero en los cuales no parece que la Tierra como tal pueda estar intentando aleccionar al hombre por su soberbia.

Realmente, como novela no vale mucho. Directorio web Buscador Web Buscador astrolabio. Su libro, como consecuencia del accidente, fue solicitado inmediatamente por las librerías de toda Europa y segundas y terceras impresiones empezaron a volar de las estanterías.

Lo hemos visto en películas, series de TV, leído en libros y cómics, y hasta recordamos la canción horrible de aquella cara-caballo de la mano de James Cameron. You are commenting using your WordPress. Realmente, comparado con otros autores de su mismo tiempo, véase Conrad por ejemplo, es muy inferior. El choque contra un iceberg representa la soberbia del hombre. Oceanic, Britannic, Teutonic, Majestic, Celtic… La mayoría de coincidencias premonitorias se desvanecen, pues.

  VISIMAP DESCARGAR

Pero lo que no te he dicho, y lo hago ahora, es que tu reseña es muy buena: Por supuesto que las similitudes entre sus escritos y la vida real no sirvieron de advertencia a nadie en ninguno de los dos casos. Post was not sent – check your email addresses!

el naufragio del titan o futilidad

Pero no acaban aquí las coincidencias. Robertson había nacido en Nueva York eny había hecho su vida como marino mercante entre y By continuing to use this website, you agree to their use. Punto para Horus Chan. El cheque que llegó en el correo fue de 25 dólares.

También se encontraría con un iceberg y, como en la novela de Robertson, la pérdida de vidas sería inmensa, gracias a que no había suficientes botes salvavidas. Take a look around and grab the RSS feed to stay updated. La coincidencia en un hundimiento contra un iceberg también puede explicarse de un modo racional.

Por lo demas, felicitarte por el trabajo y por traernos el recuerdo de esta obrita.

Creo que una reseña debe ser ante todo sincera, y es lo que he intentado aquí. En su momento logró apenas cierta notoriedad, y no fue hasta el accidente del Titanic cuando se recuperó el interés en ella. La historia es un poco enloquecida.